Enfermedades

Quistes ováricos: síntomas, desarrollo y terapia.

Quistes ováricos: síntomas, desarrollo y terapia.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Quistes en o sobre los ovarios.

La acumulación de líquido en una cavidad de tejido se conoce comúnmente como quistes. Si estas estructuras surgen en o en el ovario, también se llaman quistes ováricos en la jerga médica. Dado que los cambios hormonales a menudo actúan como desencadenantes, la mayoría de las mujeres se ven afectadas después de la pubertad y durante la menopausia. Además de los quistes funcionales, que generalmente retroceden solos, otros quistes ováricos (quistes de retención) y otras enfermedades (como los tumores) son posibles síntomas con síntomas similares, pero que requieren tratamiento inmediato.

Definición

En los círculos médicos, los quistes ubicados en el ovario (ovario) se conocen comúnmente como quistes ováricos. Se distinguen diferentes tipos debido a las diversas causas. Los quistes funcionales incluyen principalmente quistes foliculares, quistes del cuerpo lúteo, quistes de luteína y quistes de endometriosis (quistes de chocolate). Los quistes de retención son menos comunes.

Una forma especial de quistes funcionales son los ovarios poliquísticos (síndrome de ovario poliquístico), que representan un cuadro clínico independiente. También deben distinguirse los tumores quísticos de ovario (tumores de ovario), que son similares en síntomas pero son neoplasias reales (crecimientos celulares).

Síntomas

Los quistes a menudo son tan pequeños que los afectados no experimentan ningún síntoma. Sin embargo, hasta cierto punto, ocupan tanto espacio que se ejerce presión sobre las estructuras vecinas y el resultado es dolor pélvico o abdominal. El dolor también puede irradiarse y provocar quejas en la parte baja de la espalda, por ejemplo. Algunas de las mujeres afectadas también describen la aparición de dolor ovárico con mucha precisión.

A veces pueden ocurrir trastornos de vaciado de la vejiga e intestinos y trastornos del ciclo. Esto último es particularmente evidente a través de una ausencia más prolongada de sangrado menstrual (amenorrea) o manchado.

Si se produce dolor abdominal tipo cólico o agudo (abdomen agudo) y hay un deterioro rápido en el estado general, esto generalmente indica complicaciones (desgarro o cambio de estilo).

Origen y causas.

Una variedad de causas y mecanismos de origen permiten una división profesional entre diferentes quistes ováricos. Los tipos más comunes con los desencadenantes correspondientes se describen en la siguiente sección.

Quistes funcionales

Las causas más comunes de quistes funcionales en el ovario son los cambios hormonales que afectan casi exclusivamente a las mujeres sexualmente maduras y se asocian cada vez más con la pubertad y la menopausia. Además de las alteraciones en el ciclo hormonal propio del cuerpo normal (ciclo mensual), otros ciclos de control hormonal o terapia hormonal también pueden provocar cambios en los ovarios. La siguiente subdivisión permite una descripción más precisa de la causa:

  • Quistes foliculares: Estos tipos de quistes son los más comunes y surgen debido a un folículo de Graaf que no se ha roto y contiene el óvulo. Por lo tanto, no hay ovulación y el folículo obtenido puede convertirse en un quiste. Estas estructuras generalmente tienen solo unos pocos centímetros de tamaño y retroceden o se rompen espontáneamente con el tiempo. Pero también puede alcanzar un tamaño de más de diez centímetros. En particular, estas estructuras aparecen durante la madurez sexual temprana y en la transición a la menopausia.
  • Quistes del cuerpo lúteo: Si se produce la ovulación, el folículo de Graaf crea el llamado cuerpo amarillo (cuerpo lúteo), que es responsable, entre otras cosas, de la producción de la hormona sexual femenina (estrógeno). Sin la fertilización del óvulo, el cuerpo amarillo se encoge y la menstruación sigue. Por otro lado, si ocurre la fertilización, las hormonas producidas regulan la implantación y el embarazo. Si hay sangrado o acumulación de líquido en el cuerpo lúteo, se desarrolla un quiste del cuerpo lúteo. Como regla, estos también retroceden solos.
  • Quistes de endometriosis (quistes de chocolate): Con la endometriosis, el tejido similar al endometrio (endometrio) surge fuera del útero, por ejemplo, también en el ovario. Durante el proceso de descomposición de la menstruación no hay opción de drenaje para este tejido y pueden aparecer quistes. El término quiste de chocolate describe la secreción típica de color marrón de los productos de descomposición de la sangre dentro del quiste. El término quiste de alquitrán también aparece en este contexto.
  • Quistes de luteína: Los llamados quistes de luteína a menudo ocurren en ambos lados con una mayor producción de hormonas del embarazo (gonadotropina coriónica humana, abreviatura: HCG), por ejemplo en embarazos múltiples. Las terapias hormonales para el tratamiento de la fertilidad también pueden conducir a la formación de estos quistes. Después de la normalización de los niveles hormonales correspondientes, estos retroceden principalmente.

Quistes de retención

Si un atasco de secreción (retención) desencadena un agrandamiento de la glándula, generalmente se trata de quistes de retención. Esto también puede afectar las glándulas sexuales y, por lo tanto, los ovarios. Estos también incluyen quistes dermoides. Estas malformaciones congénitas que surgen de las células germinales son en su mayoría estructuras benignas. Pueden contener diferentes tipos de tejido (sebo, cartílago o hueso). Un tumor maligno muy raramente se desarrolla en sucesión.

Diagnóstico

Como a menudo no se desencadenan quejas, se producen hallazgos aleatorios regularmente, por ejemplo, durante un examen de ultrasonido (de rutina) de los ovarios.

Si se presentan síntomas como sangrado menstrual irregular, ausencia de un embarazo deseado o dolor, estas son indicaciones importantes que deben aclararse en el contexto de la encuesta de pacientes y el examen ginecológico.

Como regla general, los quistes ováricos pueden identificarse mediante exámenes de palpación vaginal y mediante ultrasonido (a través de la vagina o sobre el abdomen).

Además, pueden ser necesarias más pruebas de muestras de sangre u otros procedimientos de imágenes (laparoscopia) para hacer un diagnóstico confiable. Porque otras enfermedades también deben descartarse sin ninguna duda, como un embarazo ectópico o cáncer (cáncer de ovario).

Tratamiento

En principio, el plan de tratamiento es muy diferente individualmente y depende de muchas circunstancias. Esto incluye no solo posibles quejas y riesgos (por ejemplo, degeneración) sino también factores personales, como un deseo existente de tener hijos.

La mayoría de los casos son quistes funcionales que no requieren tratamiento sin síntomas, ya que puede esperarse una regresión espontánea. Un cambio en la condición se observa inicialmente durante semanas o incluso meses. Raramente se recomienda el apoyo hormonal para este proceso.

Sin embargo, si los quistes no regresan después de un período más largo y crecen hasta un tamaño que causa problemas a las mujeres involucradas, o si surgen complicaciones, son necesarias medidas de terapia individual apropiadas.

Como regla general, el quiste se elimina a través de un reflejo abdominal. Este procedimiento se recomienda para quistes ováricos de nuevo desarrollo después de la menopausia debido al mayor riesgo de cáncer sin un período de observación previo. Los quistes de endometriosis y los quistes dermoides también se extirpan quirúrgicamente. Solo en casos graves se puede extirpar el ovario afectado. Básicamente, siempre se busca la preservación de órganos y generalmente también es posible.

Prevención

Después de la eliminación completa de los quistes de endometriosis, un tratamiento hormonal posterior puede ser aconsejable para este cuadro clínico. Esto también reduce el riesgo de recurrencia.

Con otros quistes funcionales, se pueden usar preparaciones hormonales (como las píldoras anticonceptivas) para evitar que se formen nuevos quistes. Básicamente, solo existe un ligero riesgo de recurrencia con estas formas, lo que contrasta con los posibles efectos secundarios.

Tratamiento naturista

La naturopatía ofrece el uso de plantas medicinales. En particular, las preparaciones hechas con los frutos de la pimienta del monje (Vitex agnus-astus) puede equilibrar el nivel de la hormona femenina y, por lo tanto, promover la regresión de los quistes y prevenir un posible nuevo desarrollo Este efecto está científicamente probado.

Métodos de tratamiento de medicina holística.

Se puede proporcionar más apoyo a través de medidas para activar los poderes de autocuración. El alivio del estrés a través de métodos de relajación puede tener una influencia positiva en el equilibrio del cuerpo y también contribuir a la normalización de los sistemas hormonales. La medicina tradicional china (MTC), por ejemplo, mediante la acupuntura, también ofrece opciones de terapia complementarias para ayudar al cuerpo a alcanzar un estado equilibrado y resistente. (jvs, cs)

Autor y fuente de información

Este texto corresponde a las especificaciones de la literatura médica, pautas médicas y estudios actuales y ha sido revisado por médicos.

Dr. rer. nat. Corinna Schultheis

Hinchar:

  • Pschyrembel: Diccionario clínico. 267.a edición revisada, De Gruyter, 2017
  • Bühling, Kai Joachim y Friedmann, Wolfgang: Curso intensivo: ginecología y obstetricia. Urban & Fischer, primera edición, 2004
  • Uhl, Bernhard: Compacto de Ginecología y Obstetricia. Thieme Verlag, quinta edición sin cambios, 2013
  • Asociación profesional de ginecólogos (editor): www.frauenaerzte-im-netz.de - EIERSTOCKZYSTE / OVARIALZYSTE (disponible el 5 de julio de 2019), Frauenaerzte-im-netz
  • Arbeitsgemeinschaft gynäkologische Endoskopie e.V. (Ed.): Www.ag-endoskopie.de - Quistes del ovario (acceso: 05.07.2019), ag-endoskopie.de
  • Royal College of Obstetricians and Gynecologists (ed.): El manejo de quistes ováricos en mujeres posmenopáusicas, Green-top Guideline No. 34, julio de 2016, rcog.org.uk

Códigos ICD para esta enfermedad: N83.0, N83.1, N83.2 Los códigos ICD son codificaciones internacionalmente válidas para diagnósticos médicos. Puedes encontrar p. en cartas del médico o en certificados de discapacidad.


Vídeo: QUISTES Y TUMORES DE OVARIOS. SÍNTOMAS, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO (Mayo 2022).